Como educar a un cachorro

Cuando tomamos la decisión de adoptar o comprar un cachorro en muchas ocasiones no nos planteamos como podemos hacer para darle una buena educación, para que aprenda a hacer sus necesidades en el lugar indicado, que se deje bañar, cepillar, cortar las uñas….

Parece sencillo pero a veces por la poca constancia se vuelve un momento insufrible, para ello vamos a darte algunos consejos que pueden ayudarte a conseguirlo más fácilmente de lo que crees.

Ante la inminente llegada de nuestro amigo, debemos tener claro cual va a ser su lugar para comer, dormir y jugar. Cuando hayamos elegido los lugares debemos mostrárselos y acompañarle para que los pueda reconocer. Normalmente si el cachorro es de edad muy temprana no podrá salir a hacer sus necesidades a la calle por no tener todas sus vacunas de manera que debemos elegir un lugar que el pueda identificar como el lugar donde está permitido que haga sus necesidades.

Para ello puedes ayudarte de Puppy Pads, unos empapadores muy cómodos y desechables, sitúa uno de ellos en el lugar adecuado, puedes poner algunas gotitas de Puppy Trainer, un educador formulado con un olor especial que atrae a los cachorros para que hagan sus necesidades en el lugar seleccionado. Si no algo que funciona muy bien es empapar el empapador con su pis y ponerlo en el lugar seleccionado, el cachorro al olisquear su orina se verá atraído por ella y realizará nuevas deposiciones sobre el empapador. A lo largo de los días cuando ya esté familiarizado con la vivienda y con las normas, si orina o hace sus necesidades fuera del empacador debes regañarle con un rotundo «NO», poco a poco irá entendiendo donde esta y no esta permitido.

Otro de los momentos clave es la higiene, cuanto antes empieces a bañarle antes se acostumbrará al momento del baño y a todos sus accesorios como los peines, cortanudos y sobre todo el secador, en el caso que su pelaje o condición climática lo requiera. El baño es algo que suele gustar si se hace con regularidad y con calma, si estamos tranquilos, nuestro cachorro esta tranquilo. Si el cachorro es muy pequeño y todavía no lo puedes bañar puedes probar con toallitas húmedas para limpiezas superficiales o con champús en seco que te permiten limpiar a tu mascota sin necesidad de mojarla. Siempre que bañes a tu mascota debes asegurarte de secarle muy bien, hay razas con predisposición a dermatitis e infecciones en la piel muchas veces producidas por no estar su piel totalmente seca, si es verano es mas probable que consigamos secarle con facilidad pero en invierno es mejor asegurarse de dejarlo 100% seco.

El corte de las uñas parece peligroso y a muchos dueños les da miedo cortarlas mal o hacer daño al cachorro. Normalmente si el perro suele tener acceso al exterior el simple roce con el suelo permite que sus uñas tengan un tamaño adecuado, no obstante las que no rozan el suelo suelen estar muy largas. Al igual que el baño, cuanto antes empiezas a cortarlas por primera vez más fácil es para los dos. Cógelas sin miedo y sujeta su pata con seguridad y firmeza para garantizar no transmitirle miedo y de esta manera darle confianza. Cortar las uñas a un perro suele crearles ansiedad de manera que cuanto más seguros y tranquilos estemos más lo estará él. Asegúrate de cortar la uña sin dañar la parte del nervio, en las uñas blancas es fácil distinguirlo pero en las negras es más complicado, para ello corta la punta sin adentrarte mucho a la parte interior. Puedes utilizar dos tipos de tijeras, las normales para perros de tamaño pequeño- medio y las de guillotina para perros más grandes. Si cortarle las uñas la primera vez te supone demasiada tensión mejor llévalo a tu veterinario para que pueda enseñarte como hacerlo y te sientas mas tranquilo cuando lo vayas a volver a realizar.

¿Estás preparado para tener un cachorro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *